Skip links

Más Innovación Menos Crisis

SOCIEDAD

La innovación sufre la primera reducción de su historia en España

El Rey insta a dar «un impulso urgente» al empleo, especialmente el juvenil

ALMUDENA MARTÍNEZ-FORNÉS / MADRID
 
La crisis está empezando a remitir en otros países, pero se resiste en España, donde está ocasionando un efecto devastador en el empleo, sobre todo entre los jóvenes. Y ello se debe a que el tejido productivo español es anacrónico para el mundo en el que vivimos. Nuestra economía no es capaz de crear el valor añadido que nos permitiría competir y el sistema de innovación todavía no ha logrado el tamaño suficiente para convertirse en el motor de la competitividad. Es más, la actividad de innovación, que había ido aumentando de forma constante desde hace quince años, ha experimentado ahora la primera reducción de su historia. Incluso, ha disminuido el número de solicitudes de patente de origen español.
Estas son las conclusiones del «Informe 2011 sobre tecnologías e innovación en España», que ayer fue presentado en la asamblea anual de la Fundación Cotec, en presencia de Su Majestad el Rey, el principal impulsor de la fundación. Según los autores del informe, el problema requiere medidas urgentes, que implican a toda la sociedad. En su opinión, las principales causas del fracaso del modelo económico español están en el sistema educativo, en la falta de cultura emprendedora, en nuestro marco institucional, sobre todo el legal, y en el sistema financiero. Todos ellos son ajenos al sistema de innovación.

Sin cultura emprendedora

«Ni nuestra educación, ni nuestra cultura, ni nuestro marco institucional han tenido en cuenta la importancia económica del conocimiento. Porque la innovación ha estado lejos de las aulas, del legislador y del administrador público», afirmó el presidente de Cotec, José Ángel Sánchez Asiaín.
En cuanto a la educación, lamentó que «haya primado la transmisión de conocimientos frente al fomento de las habilidades, que son las que permiten su aplicación para crear valor». Criticó que el abandono escolar español continúe siendo «uno de los mayores de la UE» y que «el porcentaje de alumnos que opta por la formación profesional sigue siendo manifiestamente insuficiente». «No estamos en el buen camino para corregir esta situación anómala», advirtió.

La innovación sufre la primera reducción de su historia en España

La cultura emprendedora en nuestro país «es verdaderamente pobre», agregó. «Una y otra vez nos llegan referencias sobre bajísimos porcentajes —alrededor del 8%— de jóvenes españoles que declara tener vocación empresarial». Además, el 86 por ciento de los españoles cree que a los empresarios solo les preocupan sus beneficios y el 87 opina que las grandes empresas se ponen de acuerdo para mantener sus precios a niveles innecesariamente altos. Estas percepciones sitúan a España en las últimas posiciones de la Europa de los Quince.
Respecto al marco institucional, sobre todo el legal, Sánchez Asiaín agregó que «existen sobradas evidencias de que políticas y regulaciones precipitadas han terminado por convertirse en auténticas barreras a la innovación», por lo que instó a adoptar las medidas necesarias para cambiar el contexto en el que se desenvuelve la innovación y «evitar barreras a su crecimiento».
Incorporar a las pymes
El informe también destaca la necesidad de incorporar la innovación a las pequeñas y medianas empresas. «Esto es absolutamente imprescindible si de verdad queremos mejorar la competitividad de nuestro país» porque estas empresas generan el 60% del PIB y ofrecen el 80% del empleo.
El Rey, que cerró la asamblea general de Cotec, afirmó que la formación, la innovación y la cultura emprendedora representan en estos momentos «más que nunca» «una de las claves básicas para retomar la senda del crecimiento y del empleo, especialmente del juvenil», y reiteró que este asunto «requiere un impulso urgente».
Don Juan Carlos añadió que «las firmas que mejor afrontan los efectos negativos de la crisis son las innovadoras, pues resultan más competitivas y menos vulnerables». Sin embargo, dijo, «su proporción entre las Pymes es todavía muy escasa». El Rey urgió a promover una mayor innovación en las pequeñas empresas, que «son las que en mayor medida contribuyen al empleo, cuya actual carencia afecta de forma tan grave y dolorosa a muchas familias».

Fuente:
http://www.abc.es/20110602/sociedad/abcp-innovacion-sufre-primera-reduccion-20110602.html

Deja tu comentario