Skip links

Accenture y Actitud Creativa impulsan la Creatividad e Innovación

Si después de la que ya ha caído y con la que todavía está por venir aún no se han puesto el sombrero verde, mi recomendación es que empiecen inmediatamente a buscarlo.

escrito por:Lola Sánchez miércoles, 23 de junio de 2010

El consejo no es propio, sino apropiado en una jornada formativa organizada por Accenture en colaboración con la compañía Actitud Creativa que, si bien en esta ocasión se dirigía a periodistas, viene desarrollándose con éxito con muy diferentes perfiles profesionales. Al fin y al cabo, la creatividad no es exclusiva de un tipo de trabajo específico, muy contrario, se ha convertido en ejercicio imperativo común para el desempeño ya no sólo profesional, sino vital.

La propia denominación de la jornada, ‘Innovación & Creatividad en 4D’, indica que persigue el desarrollo de la capacidad creativa, pero en global, es decir, teniendo en cuenta cuatro dimensiones: la lógica, la emocional, la irracional y la física. Y es que para pensar, el cuerpo también tiene que estar en disposición física de hacerlo. Así que 10 minutos de yoga mental y vamos al grano.

Entramos en las enseñanzas de Edward de Bono, licenciado en Psicología y Fisiología por la Universidad de Oxford, escritor e instructor infatigable en el ejercicio del pensamiento. Partiendo de las premisas de que es necesario aprender a pensar y que la mente es un sistema auto-organizado en la que se generan patrones mentales -los denominados ‘surcos mentales’- limitantes, este maltés acuñó hace ya cuatro décadas en su obra‘New Think: The Use of Lateral Thinking’ el concepto de ‘pensamiento lateral’. Se trata, en esencia, de abandonar el camino habitual a través de un esfuerzo deliberado para salir del cauce, de provocar y romper el patrón natural de pensamiento para superar sus limitaciones y generar ideas creativas e innovadoras. Y para ello de Bono ofrece técnicas.

Quizás el más conocido es el ‘Método de los Seis Sombreros’, extremadamente útil a la hora de racionalizar la confusión que suele caracterizar al pensamiento, diferenciando entre información, lógica, creatividad y sentimiento. Así, pues, en este armario encontramos seis sombreros de colores diferentes: el sombrero azul lidera y organiza el proceso de pensamiento definiendo los temas y las tareas de pensamiento a desarrollar, y llamando al uso de los otros sombrero; el sombrero blanco se refiere a la información, los hechos y es, por tanto, neutral y objetivo;el sombrero rojo se refiere a las emociones, los sentimientos, la intuiciónel amarillo a lo positivo, lo constructivo, la oportunidad y, por el contrario, el negro a lo negativo, el peligro, las dificultades. Y, por último, el sombrero verde se enfoca a la creatividad, el movimiento y la provocación.

Ponerse el sombrero verde implica buscar alternativas, un paso clave para poder ir más allá de lo establecido, lo conocido, lo obvio. Se trata de avanzar desde una idea explorando alternativas que surgen a golpe de provocación. Porque necesitamos ideas.

No obstante, no basta con saber lucir el sombrero verde. El uso de estos seis sombreros, que uno puede ponerse tanto en ejercicio individual como colectivo, sirve para ejercitar diferentes tipos de pensamiento y examinar un tema desde diferentes perspectivas y aspectos del pensamiento, el cual resulta así más fructífero. Los sombreros de Bono nos permiten representar un papel de forma que, según el sombrero, podemospracticar conscientemente el pensamiento bajo seis aspectos. Se trata, en definitiva, de verdaderamente querer pensar para generar ideas que, traducidas en acciones, mejoren la realidad porque: “si no diseñamos el futuro, las circunstancias u otros lo harán por nosotros”.

Deja tu comentario

  1. Técnica muy conocida y muy efectiva que aunque «descubierta» para nosotros por De Bono ya hace mas de 20 años, aún se mantiene vigente. Gracias por su aporte. Me gustaría conocer mas del evento: ‘Innovación & Creatividad en 4D’