Skip links

Modelos de negocios

Hasta hace pocos años, innovar en el modelo de negocio era algo extraño. Por no decir exótico en una compañía… O fabricabas coches o vendías libros. ¡Qué tiempos!

Hoy en día, una compañía no sólo debe innovar en sus productos y servicios. Sino también, considerar la evolución e innovación en el propio modelo de negocio si se quiere mantener a flote.

El modelo de negocio, es donde la organización recoge cómo entrega valor a sus clientes. Además de reflejar cómo obtiene beneficios, cómo distribuye sus costes o qué riesgos debe gestionar.

Algo que hace unos años era algo estático, ahora se ha vuelto dinámico. Casi que el modelo de negocio es un nuevo ente viviente dentro de las compañías.

#El modelo de negocio es un nuevo ente viviente

Herramientas archiconocidas como el Business Model Canvas nos ha permitido familiarizarnos con el concepto en sí. Y con la “ilusión” de poder actualizarlo con más frecuencia, que llevarlo a la práctica tiene algo más de dificultad… Y todo avanza tan rápido que ahora ya casi no es suficiente hacer cambios en el modelo de negocio. Sino que, es cada vez más clave el mismo modelo en sí. Cómo diseña y se valida, cómo se integra o enlaza con otros modelos de negocio, pasando de modelos lineales a verdaderas redes de modelos.

#De modelos lineales a verdaderas redes de modelos

El hecho de que ahora valoremos mucho más una experiencia que un producto o servicio en sí, tiene mucho que ver con esto. Con frecuencia, lo que hace que disfrutemos de una experiencia final, debe más a la innovación en el modelo de negocio que ha permitido generarla, capa normalmente invisible, que a la misma experiencia en sí.

Por ello, toda aquella persona dispuesta a innovar tiene que estar muy al día en los diferentes modelos de negocio existentes, sus tendencias, cuál es el mejor encaje entre el producto o servicio que está diseñando el modelo de negocio con el que va a conseguir entregar más valor/obtener más beneficio/ reducir más costes…

La revisión de la actualidad de los modelos de negocio es un apartado imprescindible en la Certificación en Design Thinking – Método Lombard, no sólo porque está en su espíritu original “Innovación Disruptiva para Cambiar el Mundo”, sino porque toda innovación tiene este objetivo intrínseco de generar valor…

#Si no, ¿para qué quieres innovar?

Deja tu comentario